Fin de semana en París

 - VIERNES:

Sal de trabajar, ve a casa, cámbiate de ropa, coge la maleta y corre al aeropuerto. Si coges un vuelo a primera hora de la tarde llegarás a París con el tiempo justo para desembarcar en el hotel y salir a dar un paseo nocturno con cena incluida. Las opciones son muchas: barrio latino, Montmartre...

- SÁBADO:

 Contrata un autobús turístico. Es una opción que da un poco de apuro al principio, sobre todo si eres de esos viajeros que intentan huir de las masas, pero, seamos realistas, son dos días para París. Así que deja atrás los complejos y lánzate a la aventura, cámara en mano. Hay muchas empresas, en especial en la zona de Opera, donde se puede comprar el billete. Como en todo también puedes llevarlo sacado desde casa por internet. Luego te subes al autobús y a recorrer monumentos, bajándote en las paradas que te resulten más apetecibles. Así pasarás el día viendo la Torre Eiffel, Notre Dame, los Campos Elíseos, la Plaza de la Concordia, la Madelaine, El Arco del Triunfo, El Pont Neuf, Los inválidos, La Sainte Chapelle, El Sacre Coeur...

- DOMINGO:

 Qué sería de París sin sus museos. Aunque te hayas quedado con ganas de más calle hay algunos museos míticos que bien merecen una mañana de domingo. De la gran oferta destaco por supuesto el Louvre. Sabiendo que, como el resto, es muy poco tiempo para ese gigante, el museo cuenta con audio-guías que te facilitan ir viendo las obras más importantes, o por las que de repente sientas una gran curiosidad. O también el Museo de Orsay, para ver a los impresionistas en su estado puro. O el Museo Rodin. Elijas el que elijas no te defraudará.

Así te quedarás con ganas de más y tendrás que volver.

 Publicidad

 

Blog publicado desde Paris, France Ver mapa más grande
Calificar el artículo:
  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado
Invitado Miércoles, 28 Junio 2017